Si hay un tributo que en los últimos tiempos ha generado una serie de sentencias en las que se corrigen las actuaciones de la Administración, en este caso los ayuntamientos, éste ha sido el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), conocido popularmente como la plusvalía municipal.

En pleno ‘boom’ inmobiliario, multitud de empresas y particulares compraron inmuebles a precios elevados y se han visto obligados a venderlos por debajo del precio de venta, incluso con pérdidas cuantiosas. Ello no ha evitado que el ayuntamiento del municipio correspondiente exija al vendedor la plusvalía municipal en una venta con pérdidas.

La plusvalía municipal grava el “incremento del valor que experimenten los terrenos”. Sin embargo, para su cálculo (artículo 107 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales) se toma como base el valor catastral de los terrenos de naturaleza urbana. De ahí que el contribuyente que vendía el inmueble con pérdidas se encontraba con que el ayuntamiento le exigía el pago del tributo, basándose en el incremento del valor catastral.

Si, según establece la Constitución Española, los tributos deben exigirse en función de la capacidad económica, resulta evidente que gravar una operación que al contribuyente le ha originado minusvalías plantea serias dudas sobre su constitucionalidad. Así lo ha entendido el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Donostia al dictar un Auto en el que plantea la cuestión de inconstitucionalidad de los artículos 107 y 110 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Además de la cuestión de inconstitucionalidad planteada, dos son las líneas jurisprudenciales que están corrigiendo la Plusvalía municipal exigida por los ayuntamientos:

  • El criterio iniciado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña (Sentencia de 21 de marzo de 2012) estableció que la plusvalía municipal no puede exigirse en los casos en los que no hay un incremento del valor real de los terrenos. El Tribunal entiende que el valor catastral es la base del cálculo pero, para que se aplique, primero deberá existir un incremento del valor real del terreno. Es decir, primero determinemos si ha existido un incremento del valor, y si ha existido, apliquemos la fórmula de cálculo prevista en la Ley (valor catastral). Es lo contrario de lo que hacen los ayuntamientos, que se limitan a exigir el impuesto en base al valor catastral, con independencia del incremento del valor real.
  • El criterio del TSJ de Castilla-La Mancha (Sentencia de 17 de abril de 2012) en la que, confirmando la sentencia de instancia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Cuenca, admite que los ayuntamientos calculan de forma incorrecta el importe a pagar por la plusvalía municipal, porque gravan incrementos de valor futuros y no los incrementos de valor pasados, como establece la Ley.

Comunidad Valenciana

La tesis del TSJ de Cataluña ha sido seguida por nuestro Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). La Sentencia 755 de fecha 1 de julio de 2015, de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, sienta como criterio jurisprudencial que, si en la transmisión no se pone de manifiesto ningún valor, la falta de hecho imponible impedirá la determinación de la base imponible. El Pleno de la sala recoge este criterio jurisprudencial en la Sentencia 356/2015 de fecha 20 de julio.

Este criterio jurisprudencial, iniciado por el TSJ de Cataluña, y recogido por el TSJCV se está extendiendo entre los distintos Tribunales como Valladolid (Tribunal Contencioso-Administrativo nº 4, Sentencia 172/2015 de 31 de julio), La Rioja (TSJ, Sentencia 249/2015 de 1 de octubre).

Respecto de la postura del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Cuenca, tras ser rechazada por nuestro TSJ, en la ya mencionada Sentencia 356/2015 del Pleno de la Sala, acoge la tesis manifestando “así pues, debe acogerse la tesis que recoge la demandante con relación al cálculo de la base imponible del IIVTNU, por cuanto que, como indica el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Cuenca, la fórmula que emplea la Administración calcula el incremento del valor del suelo en años sucesivos y no en años pasados”.

Por tanto, si usted ha pagado una plusvalía en la Comunidad Valenciana, debe tener en cuenta que:

  1. Si puede acreditar que la venta se ha producido con pérdida, no se ha producido el hecho imponible, y no tiene que pagar cantidad alguna.
  2. Si la venta se ha realizado con beneficios, revise la fórmula de cálculo, para ver si la aplicada es la correcta admitida por el TSJCV, ya que la diferencia puede ser superior al 30%.

Conocer los propios derechos es el primer paso para defenderlos.

 

FRANCISCO CATALÁ BOIX

SOCIO DE CATALÁ | MANGLANO ASESORES

6 Comments

  • Jesús Mª C G dice:

    La plusvalía municipal está no se produce si la transmisión sucede después de veinte años de adquisición,

    Después de 20 años no se produce el hecho imponible. Intelectualmente no se sabe cual es la plusvalía después de veinte años. La gente la supone, pero no se manifiesta por El Legislador. La tabla de asignación de incrementos anuales finaliza a los 20 años. Después no hay incremento anual ya que los ayuntamientos pueden asignar legalmente un porcentaje de incremento, si lo hacen están cometiendo delito presunto de prevaricación, ya que tiene obligación de saber que no hay plusvalía después de 20 años.

    Reglas de la Ley Reguladora de Haciendas Locales (texto refundido RDL 2/2014) Artículo 107. Base imponible..

    “4. Sobre el valor del terreno en el MOMENTO del devengo, derivado de lo dispuesto en los apartados 2 y 3 anteriores, se aplicará el porcentaje anual que determine cada ayuntamiento, sin que aquél pueda exceder de los límites siguientes:
    a) Período de uno hasta cinco años: 3,7.
    b) Período de hasta 10 años: 3,5.
    c) Período de hasta 15 años: 3,2.
    d) Período de hasta 20 años: 3.”

    Las mayúsculas son mías en la palabra momento, que se comprenderá a continuación.
    Para para MOMENTOS después de 20 años, loa ayuntamientos no pueden asignar porcentaje anual.

    Luego no existe base imponible, el incremento de valor de los terrenos no se pone de manifiesto.

    También es obvio que en la ventas a pérdidas de terrenos urbanos no se materializa el hecho imponible. Este extremo, ya está aclarado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana sentancia 356/2015 de fecha 20 de julio

  • Jesús Mª C G dice:

    El Fundamento segundo de la Sentencia de 20 de octubre de 1995 (RJ 1995, 7426)

    “En este sentido, es procedente reiterar la doctrina de esta Sala, recogida entre otras en la Sentencia de 14 de mayo de 1993(RJ 1993, 3620) en relación a la determinación del período impositivo en el Impuesto de Valor de los Terrenos. Decíamos allí que el período impositivo, en general es un concepto jurídico que permite individualizar los hechos imponibles cuyo aspecto material está constituido por situaciones, actos o negocios que por su propia naturaleza tienden a reproducirse permanentemente en el tiempo, y la referencia o determinación del mismo es lo que hace posible el nacimiento de la obligación tributaria; sin embargo, en el Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos lo descrito requiere una modulación, pues no se está, dentro de su ámbito, ante un hecho imponible duradero que sea necesario periodificar sino ante ciertos elementos que por su naturaleza, son más bien instantáneos, en cuanto el aspecto material del hecho imponible de dicho Impuesto exige una transmisión de bienes o una constitución o transmisión derechos reales y esos acontecimientos son instantáneos en sentido jurídico y tienden a agotarse o terminar en un momento determinado. El Impuesto de autos no es periódico sino instantáneo, por lo que su período impositivo consiste, realmente, y ésta es la esencia del gravamen, en un periodo de generación de plus valía que se somete a tributación, es decir, en una porción de tiempo delimitada por dos momentos (el inicial y el fina/) que han de computarse para concretar si concurre o no el elemento básico del incremento del valor y, en caso afirmativo, para fijar su cuantía y calcular la cuota”

  • Jesús Mª C G dice:

    Comisión de elaboración de la LRHL 1988 respuesta del ponente defensor del proyecto de Ley:

    Respuesta del Sr. Fajardo Spínola:

    “Por ejemplo, la enmienda 838, del Grupo parlamentario de Coalición Popular, pretende la supresión del número 2 del artículo 109, porque dice que es inconcebible que se establezca la presunción de que en toda transmisión de terrenos de naturaleza urbana exista un incremento de valor. Puede que en algunos casos no exista un incremento de valor, señora Rudi, efectivamente, pero si no se da ese incremento de valor, si es cero, la cuota también será cero, es decir, puede haber incluso un decremento desde el punto de vista teórico y es posible pensar en esa posibilidad de un decremento. Por tanto, no vemos de dónde deduce S.S. la imposibilidad de que esa cuota sea cero. Ahora, con esta nueva figura impositiva, con la simplificación y claridad que introduce en nuevo mecanismo del impuesto, no existe la imposibilidad de que se dé una cuota cero”

    Lo que están fallando los Tribunales de Superiores de Justicia de la Comunidad Valenciana y otros ya estaba previsto.

    Con ventas a pérdidas no se produce el hecho imponible del IIVTNU.

    Así mismo, tampoco se produce después de veinte años. Pasa a cero. El ponente dice que hay decrementos desde el punto de vista teórico. El día siguiente a los 20 años el incremento de valor se evapora para el IIVTNU. No empieza de nuevo hasta que sea transmitido y si la siguiente se produce después de veinte años, nuevamente se evapora.

  • Jesús Mª C G dice:

    Buenos días:

    Sólo se materializa el hecho imponible del IIVTNU durante los primeros 20 años, salvo que la venta sea a pérdidas y en cuyo caso nunca se materializa.

    En el caso de herencias mayores de veinte años, en el momento del fallecimiento tiene que estar asignado un incremento de valor anual.

    El inicio del período impositivo es siempre la trasmisión anterior y el final la fecha del fallecimiento o venta.

    Para conocer el incremento de valor anual se resta va con el número de años transcurridos ente ambas fechas.

    La tabla del Art. 107. de la LRHL es la siguiente:

    «4. Sobre el valor del terreno en el momento del devengo, derivado de lo dispuesto en los apartados 2 y 3 anteriores, se aplicará el porcentaje anual que determine cada ayuntamiento, sin que aquél pueda exceder de los límites siguientes:»
    a) Período de uno hasta cinco años: 3,7.
    b) Período de hasta 10 años: 3,5.
    c) Período de hasta 15 años: 3,2.
    d) Período de hasta 20 años: 3.

    Pues bien, si se transmite el en año 21 y siguientes no hay incremento de valor que puedan asignar los ayuntamientos.

    Siendo la función incremento anual I(t), el dominio de la función I(t) definida por dicha tabla solamente abarca 20 años.

    Para I(21+dt) no existe manifiesto de incremento.. No se pone de manifiesto.

    Por lo tanto, para I(20+dt) no se cumple el Art.. 104 de que el incremento de valor se ponga de manifiesto.

    En consecuencia, no se materializa el hecho imponible del IIVTNU.

  • Jesús Mª C G dice:

    Si han pasado más de 20 años tampoco hay plusvalía.

    El Tribunal Constitucional ha establecido el Período impositivo: De 1 a 20 años. Después no hay plusvalía.

    Aunque de acuerdo con la regulación del tributo su objeto es el “incremento de valor” que pudieran haber experimentado los terrenos durante un intervalo temporal dado, que se cuantifica y somete a tributación a partir del instante de su transmisión, sin embargo, el gravamen no se anuda necesariamente a la existencia de ese “incremento” sino a la mera titularidad del terreno durante un período de tiempo computable que oscila entre uno (mínimo) y veinte años (máximo)

    Hablando en román paladino. Después de 20 años se suelta de la teta. Ya no la sujeta hasta un años después de la nueva transmisión.

  • Jesús Mª C G dice:

    Buenas noches:

    Si la posesión del inmueble ha sido más de 20 años no hay plusvalía municipal.

    STC 26, 37 y 59/2017., párrafos 3 y 4 del Fundamento 3..

    Saludos.

Leave a Reply